EL CAFÉ: ¿CÓMO TOMARLO? EN 7 CONSEJOS

“Claro que el café es un veneno lento; Hace 40 años que lo bebo”. Voltaire(1694-1778). Filósofo y escritor francés.

Las plantas de café son originarias de Etiopía, aunque es fácil confundirse ya que gran parte de las historias legendarias sobre la ingesta y cultivo del café provienen de Arabia: “Hay una leyenda que relata que una vez estando enfermo el profeta se le apareció el ángel San Gabriel y le dio una bebida negra como la piedra de la Meca, que le devolvió la salud y la energía”.

Hay muchas historias que han recorrido el paso del tiempo como ésta lo que denota la importancia que se le ha dado al café a lo largo de la historia.

De Etiopía pasó a Arabia, y a la India a través de la ruta de la seda u otras rutas comerciales. Los árabes fuero los primeros en conocer las virtudes de esta bebida y mantuvieron en secreto estos conocimientos no permitiendo que saliera una semilla fuera de la Península Arabiga.

Por ello, no fue hasta el siglo XVII que se introduce en Europa. Los grandes comerciantes de café, quienes explotaron y difundieron esta planta, fueron los holandeses.

Si quieres que el organismo absorba las mejores propiedades del café, echa un ojo a cuales son las mejores formas de tomarlo. (Ver libros y artículos de Ori Hofmekler .http://defensenutrition.com/blog/).

¿Cómo tomarlo?.

1.- El café tiene que ser de cultivo orgánico. Las plantaciones de café son de las más fumigadas.

2.- De grano entero. Debe ser molido en el acto, si no se enrancia muy rápidamente, perdiendo sus aromas y propiedades nutricionales: nutrientes, antioxidantes y flavonoides.

3.- Tostado natural, no torrefactado. AL tostarlo concentra sus nutrientes y antioxidantes flavonoides, y el proceso del torrefactado le añade azúcar.

4.- Sin azúcares: Ni en el proceso de tueste, ni al tomarlo, pues el azúcar impide alguno de sus beneficios. (En Etiopía, zona de origen, se toma con sales). Ayuda a reducir la adicción al azúcar, al inhibir a los adictivos receptores opiáceos del cerebro, y mejora los efectos sobre el músculo.

5.- Una taza, máximo dos, en la mañana antes del ejercicio físico o el deporte (tener en cuenta que al igual que otras bebidas: Té, vino y chocolate., tomadas en exceso. TIENEN EFECTOS TÓXICOS y no es recomendado para las mujeres embarazadas: Se ha percibido bajo peso en el recién nacido y riesgos cardiacos por la cafeína.

6.- No tomarlo después del ejercicio ni por las tardes: Por sus efectos negativos sobre el músculo, sobre el cerebro y el sueño, inhibe el objetivo de la M-Tor (objetivo de la rapamicina en mamíferos) y aumenta el gasto de energía en músculo, inhibiendo el desarrollo del músculo después del ejercicio.

7.- Usar filtros naturales.¡Volvamos a la “manga” que usaba la abuela ¡ y recipiente de vidrío y cerámica.

 Foto de Richard

El café: Causas positivas, negativas y sus causas

Comentarios

comentarios

1 Comment

Leave a Reply